OPOSITA CON LINEA 5 FORMACIÓN

“Te preparamos para conseguir tus objetivos aquí, en Córdoba”

APUNTATE YA, TU MATRÍCULA GRATIS

Oposiciones
  •  Formadores con amplia experiencia profesional relacionada.
  • Temarios actualizados.
  • Horarios Flexibles y grupos reducidos.
  • Precios asequibles y con facilidades de pago.
  • Tutorías individualizadas.
  • Tendrás el apoyo metodológico de una plataforma virtual.
  • Preparación on-line o presencial.

El empleo público es la prestación de servicios que se realiza en cualquier Administración Pública.

Frente al empleo privado, presenta la ventaja principal de la estabilidad, sin los peligros derivados de las coyunturas económicas del mercado, como en los tiempos actuales.

Ingreso en la Administración Pública.


Los procesos selectivos tendrán carácter abierto y garantizarán la libre concurrencia, sin perjuicio de lo establecido para la promoción interna y de las medidas de discriminación positiva (personas con minusvalía).

¿En qué consiste cada sistema selectivo?:

  • La oposición consiste en la celebración de una o más pruebas para determinar la capacidad, aptitud e idoneidad de los aspirantes y fijar su orden de prelación.

Es el sistema habitual de acceso y la oposición suele consistir en una o más pruebas eliminatorias que concluyen con una lista de aprobados ordenada de mayor a menor puntuación.

  • El concurso consiste en la comprobación y calificación de los méritos de los aspirantes y en el establecimiento del orden de prelación de los mismos, de mayor a menor puntuación.

Es un sistema excepcional de ingreso, que suele usarse sobre todo para contrataciones temporales mediante la confección de bolsas de trabajo.

  • El concurso-oposición, por su parte, consiste en la aplicación sucesiva de los dos sistemas anteriores.

Es un proceso que mezcla los dos sistemas anteriores, de manera que hay pruebas selectivas y valoración de méritos, según regule la convocatoria correspondiente.

Tanto si se acreditan méritos valorables como si no, hay que tener en cuenta que la puntuación que se obtenga de ellos no será computable para superar los ejercicios de la fase de oposición. Y solamente si se superan éstos se sumarán los puntos obtenidos por méritos.

La elección de una oposición.


Habitualmente un opositor/a se decide por una oposición específica en función del juego de estos criterios:

Clase de Apoyo en Competencias clave
  • El nivel académico que posee.
  • El nivel de dificultad de la oposición.
  • La afinidad con el puesto de trabajo a que aspira.
  • El número de plazas que se ofertan.

Estos criterios no son definitivos, ya que también entrarán en juego otras circunstancias personales y profesionales.

Además, en algunos casos los criterios citados actúan a la inversa:

  • El opositor/a de titulación alta accede a una oposición de exigencias académicas mínimas.
  • El nivel de dificultad de la oposición actúa en muchas ocasiones como un elemento disuasorio, de manera que en oposiciones muy específicas la relación opositores/ases/plazas es realmente baja.

El mejor consejo para elegir una oposición es el de informarse a fondo sobre todos los aspectos de aquéllas entre las que se opte.

Una vez decidida la oposición, solamente un consejo es válido: todo el esfuerzo del opositor/a ha de estar encaminado a superarla, y en este aspecto su fortaleza psicológica y su voluntad tendrán mucho que decir.

  • 1
  • 1